jueves, 9 de abril de 2009

El Punto G, controversial y enigmático secreto bien guardado


Por: Don Alejo Corazón.


En la enciclopedia libre Wikipedia encontramos esta interesantísima información sobre un controversial y enigmático tema como sin duda lo es el denominado Punto G. Hemos querido iniciar nuestras reseñas abordando un asunto que consideramos esencial para la normal vida sexual de todas las personas. El Punto G resulta muy curioso como llamativo para el común de los profanos, y encierra toda clase de conjeturas y comentarios inexactos, a veces por causa del desconocimiento público generalizado, que existe en general en la población sobre el particular.

El punto de Gräfenberg, más conocido como punto G, llamado así en honor de su descubridor, el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg, es una pequeña zona del área genital de las mujeres localizada detrás del hueso púbico y alrededor de la uretra. Es lo mismo que, o parte de, la uretra esponjosa, donde se encuentran las glándulas de Skene.
Se dice que la estimulación del punto G (a través de la pared frontal de la vagina) propicia un orgasmo más vigoroso y satisfactorio, y es posiblemente la causa de la eyaculación femenina. Tal estimulación requiere un empuje en cierto modo opuesto al que se necesita para lograr la máxima excitación clitorial con el pene.
Muchos libros sobre sexo aconsejan a las parejas incapaces de lograr el orgasmo femenino el considerar la estimulación del punto G como técnica sexual.
Un creciente número de expertos cree que la razón por la que la estimulación de esta área provoca un orgasmo «hacia fuera» e incluso la eyaculación femenina es que el punto G ha evolucionado a un "punto disparador" del parto. La cabeza del feto empuja este punto durante el parto, lo que parece disparar la última fase de empuje. Esto se traduce, durante la estimulación sexual normal, en una contracción más significativa de la vagina.
El punto G puede no ser solamente un punto discreto. De hecho, algunos científicos como Natalie Angier defienden que se trata del conjunto de profundos nervios del clítoris cuando pasan a través de los tejidos para conectar con la columna vertebral. El clítoris tiene profundas raíces y puede cambiar de tamaño y ligeramente de posición a medida que los niveles hormonales cambian en las diferentes etapas de la vida de una mujer.
Un pene curvado hacia arriba tiene la habilidad natural de ejercer mayor presión sobre la pared frontal de la vagina. Si un pene no se curva hacia arriba, entonces pueden ser necesarias diferentes posiciones sexuales. Por ejemplo, un hombre cuyo pene se curve hacia abajo puede hallar que la penetración posterior es más adecuada para estimular el punto G dado que la curva presionará la pared frontal.
La estimulación del punto G mediante el uso de un dedo o la lengua es posible gracias a la presión combinada de empujar el clítoris hacia abajo mientras se arquea la lengua o el dedo hacia arriba en un movimiento de llamada. El dedo o la lengua debe estar entre 2,5 y 7,5 centímetros dentro de la vagina para que de resultado. Sin embargo, cada mujer puede necesitar una forma diferente de estimulación.
Se piensa que la estimulación del punto G es más intensa en las mujeres mayores de treinta años, porque los cambios en la estructura de los tejidos del interior de la vagina permite un acceso más fácil a dicho punto. Algunas mujeres creen por esta razón que en la treintena alcanza su cúspide sexual.

Punto G masculino


El término punto G se denomina también para la próstata. Esta glándula, exclusivamente masculina, la estimulan hombres de cualquier preferencia sexual. La fricción constante con la próstata produce en el hombre un intenso orgasmo de eyaculación involuntaria y fuertes espasmos.

También se puede lograr este orgasmo en los hombres al presionar o masajear la zona del periné (zona entre el ano y los testículos) o directamente al presionar tal glándula con el dedo índice.
En relaciones de cualquier preferencia sexual, se puede estimular la próstata mediante algún dildo o vibrador, con los dedos. El hombre también puede alcanzar este orgasmo mediante la práctica del pegging (la mujer usa una prótesis peneana) o que su compañera le introduzca uno o más dedos en señal de mutua confianza o algún otro juguete sexual como un vibrador.

El Punto G femenino

Una de las quejas más comunes entre las mujeres, es lo dificil que es alcanzar el orgasmo en cada relación sexual. Generalmente se cree que no puede existir un orgasmo sin que el clítoris sea estimulado directa o indirectamente.

En el año 1950, el ginécologo alemán Ernst Grafenberg, descubrió una zona dentro de la vagina que al ser estimulada podía causar orgasmos intensos a las mujeres.

De ahí surge el nombre de punto G,que en realidad no es exactamente un punto sino una zona rugosa, que se encuentra aproximadamente a cinco centímetros de la entrada de la vagina, en la pared frente a la vejiga.El punto G femenino se encuentra en la llamada esponja uretral, una zona rica en terminaciones nerviosas, esto hace que sea altamente sensible a la estimulación. Se encuentran aquí, también, las glándulas de Skene, ubicadas alrededor de la uretra.

Durante la exitación sexual, en toda la zona de la esponja uretral, aumenta considerablemente el flujo sanguíneo.Esto hace que el punto G se inflame y de esa manera sea más facil de encontrar.Las glándulas de Skene también reaccionan a la irrigación sanguínea, causada por la exitación, produciendo un líquido similar al que produce la próstata de los hombres.

Este fluído sería expulsado por la abertura de la uretra, junto a la vagina,durante el orgasmo,como una especie de eyaculación.

El punto G y las glándulas de Skene pueden variar de tamaño de una mujer a otra o incluso no existir. Si el punto G es demasiado pequeño es posible que sea difícil de localizar.

A lo largo de los años mucho se ha especulado sobre la real existencia del punto G, lo cierto es que existe y si descubres en donde se ubica y aprendes a estimularlo, obtendrás el doble de placer en cada orgasmo.Esta zona es sumamente sensible y la estimularás explorando y tocando. Durante la penetración, la mejor posición será mediante el coito vaginal realizado por detrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada